miércoles , 17 octubre 2018
Inicio / Blog / ¿El blockchain puede mejorar la participación política?

¿El blockchain puede mejorar la participación política?

El término blockchain hace referencia a una tecnología que consiste, básicamente, en la generación de una base de datos distribuida, un libro de contabilidad público y descentralizado que está formado por cadenas de bloques encriptadas que se guardan en orden temporal y no se pueden modificar.

Esta tecnología posibilita tareas como el almacenamiento, la transmisión y la confirmación de datos sin necesidad de una autoridad central. Es decir, como base de datos distribuida, debe ser confirmada por parte de varios nodos antes de que se autorice cualquier transacción y, dado su carácter inmutable, es perfecta para protagonizar una revolución, aún silenciosa, que se está produciendo en internet. Es lo que algunos expertos han denominado el salto del internet de la información al internet del valor.

Blockchain permite construir sobre internet y crear diferentes capas que posibilitan el intercambio de valor entre personas, lo que puede llegar a reconfigurar actividades y modelos de negocio. La desintermediación es la protagonista y la confiabilidad en los registros y las transacciones —sin necesidad de terceros— la clave para que se produzcan estos cambios.

Encontramos partidos que han presentado programas electorales con propuestas basadas en el uso de blockchain para intentar recuperar la confiabilidad en la gestión pública. Su carácter distribuido, su trazabilidad y posibilidad de control la hacen ideal para la generación de registros y la verificación de las transacciones realizadas con dinero público, lo cual disminuiría enormemente, por ejemplo, las posibilidades de fraude y corrupción y reduciría los recursos destinados a la vigilancia y control.

En Perú, Alejandro Toledo, candidato presidencial por Perú Posible, ha integrado en su programa electoral el uso de blockchain, presentándolo como una herramienta que puede servir para subsanar muchos de los problemas políticos del país.

En Australia, el Partido Flux propone un cambio legislativo para modificar el sistema de toma de decisiones y de gestión públicabasándose en esta tecnología. Para ello, cada votante tendría en su poder un bloque (token) que, mediante un smart contract (un acuerdo entre partes que, en el momento que se cumplen las condiciones pactadas, se autoejecuta), podría decidir sobre los electos de su partido. De esta manera, los representantes tomarían decisiones de manera automática en función de la resolución de los contratos inteligentes de sus votantes.

Ya se han desarrollado experiencias de votación exitosas basadas en blockchain, como la organizada en una provincia de Corea del Sur y en el estado de Maine (Estados Unidos), donde está en estudio su uso junto a las papeletas electorales. Ha sido utilizada, también, en elecciones internas de partidos políticos y en votaciones de accionistas en Estonia. Y la UE valora la posibilidad de su aplicación para mejorar los procesos electorales reduciendo costos y aumentando su fiabilidad.

Anexamos un ejemplo sobre como el Blockchain podria funcionar en la politica:

Acerca de Conocimiento Libre

Compruebe también

LPIC-1

¿Preguntas frecuentes sobre la certificación LPIC-1?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *